sábado, 14 de noviembre de 2015

MI mente se ahoga en la sinrazón, mi alma llora.

La yihad

Cuidado mi niña linda
que el sol se apaga
y la noche se cierne
sobre tu espalda.

Una mirada queda
despierta al alba.
Lleva un traje de miedo
y Alá lo ampara.

Rojas las manos rotas.
Confusa el alma.
Espada de filo rojo
que canta y mata.

Suena, resuena, rompe
revienta y calla.
Corre un murmullo frío
en la madrugada.

Trozos de vida yacen
entre la escarcha
mientras llora la luna
la negra calma.

Mil vírgenes esperan
a un rey de paja.
Secas quedan las fuentes
Rotas las ramas.

Cuidado mi niña linda
que el sol se apaga.
 Ha caído la noche
sobre tu espalda.

                                                                               CIBERCHUS