sábado, 7 de noviembre de 2015

La solidaridad no se aprende. Es un destello del corazón