domingo, 30 de abril de 2017

MIS HIJAS



Son las sólidas patas de mi mesa,
el fruto de un amor enamorado,
el éxito de una linda promesa,
el aire que provoca mis enfados,
esencias de mi crisol,
eterna y dulce condena,
en mi elegida prisión.
Son las luces que brillan en mi noche,
las sílfides que inspiran mi balada,
la causa y la razón de mi derroche,
los sueños que acampan en mi almohada,
mi fantasía perdida,
la más sentida emoción,
el porqué de mi alegría.
El manantial que cura mis heridas,
el boj donde deje mi libertad,
descanso de mis piernas doloridas,
mi armonía de espíritu y mi paz.
Las busco en mis aflicciones,
las disfruto en mis auroras,
son calma de mis temblores
Son sol en mi ventana
son mi verdad,
mis luceros, mi orgullo
mi agua y mi pan
Elena
cascabel que solfea
Diana
es la rosa esperada
mis hijas
dicha, beso y sonrisa

Serventesios con soleares + seguidilla chamberga

jueves, 20 de abril de 2017

MI VIDA ES ESCRIBIR

Desnudo al escribir,
me muero en el crisol de la palabra,
regalo  mi sentir,
marco rumbo a mi zabra ,
viviendo con pasión mi abracadabra.

No sé sino vivir,
me abraso con mi rojo sentimiento,
y busco al compartir,
diciendo lo que siento,
vivir la magia de cada momento.

Regalo mi amistad
a aquel que en los demás busca el sentido,
es esta mi verdad,
la luz que yo he escogido,
camino en paz, así no estoy perdido.


La lira es una estrofa de cinco versos de siete y once sílabas rimados en consonante distribuidos así: a7,B11, a7, b7, B11.

La introdujo a principios del siglo XVI Garcilaso de la Vega con una estrofa que le dio nombre:

Si de mi baja lira
tanto pudiese el son, que en un momento
aplacase la ira
del animoso viento
y la furia del mar y el movimiento...

miércoles, 19 de abril de 2017

CONTIGO (Canción provenzal)


Quiero ser sabia razón, en tu locura,
que restañe la pena en un momento,
tierno grito que ahogue tu lamento,
caricia que te arrope en la espesura.
Ser pañuelo que se coma tu llanto
y toalla que empape tus suspiros,
sonrisa que te libre de tu espanto,
refugio para el alma que yo admiro,
manantial que te llene de frescura,
canto que acalle el negro pensamiento,
tisana que serene tu tormento,
palabra que destruya tu amargura.

Ser olor que despierte tu alegría
mirada que fulmine tus rencores,
cariño que te arrope, amiga mía.
pomada que te alivie tus picores,
Ser luz en la penumbra de tu duda,
camino que te aleje de tu infierno,
abrazo que acalore tus inviernos,
idea que tranquilidad exuda,
el sol que caliente tu nuevo día,
jardín que te columpie entre las flores,
elixir que te traiga la armonía
y remedio para tu mal de amores.
Chus Castro (19/04/2017)



La canción provenzal consta de uno o más grupos de doce versos octosílabos repartidos cada uno en tres bloques de cuatro, por lo general una cuarteta entre dos redondillas que tienen la misma rima, o bien dos cuartetas que encierran a una redondilla, igualmente las cuartetas con la misma rima, siempre consonante: abba cdcd abba, en el primer caso, o bien abab cddc abab en el segundo.

Me he permitido la licencia de escribirla con endecasílabos (11) con lo cuál la redondilla se convierte en cuarteto y la cuarteta en serventesio.

Estamos hablando entonces de dos cuartetos, con la misma rima, que encierran un serventesio  en el caso de la primera estrofa (ABBACDCDABBA)  y dos serventesios, con la misma rima, que encierran un cuarteto, en la segunda (EFEFHIIHEFEF), las dos variantes que permite la canción provenzal.

OCTAVILLAS DE LA CAÑA




                         Hablan la brisa y la sal,                   
el  sol se pone el pijama,
las nubes cantan la nana
y orgulloso duerme el mar,
brilla intenso el horizonte
mientras la vida se acama,
y en las laderas del monte
sueñan hojas en la ramas.

La caña brega lozana,
le ofrece su amor la barca,
espera fiel a la marca
con su paciencia espartana.
Tensa el sedal con donaire
anclada inverna y verana
se siente amiga del aire
y del puerto capitana.

Chus Castro (19/04/2017)

domingo, 16 de abril de 2017

CUANDO TE MIRO


Seguidillas compuestas 
Mi alma se vuelve loca
cuando te miro,
pierde fuerza y se apoca
entre suspiros.
Se alegra y canta,
se ahoga el corazón
en mi garganta.

Me atrapa tu marea,
me hace de menos,
mi vista se marea
sobre tus senos.
Tras de tus pasos,
me pierdo prisionero
de tus abrazos.

Mi pulso se acelera
deriva el rumbo
la vida se me altera
en un segundo.
Mi lujuria
se mueve a trompicones
bajo tu lluvia.

Resbala húmeda el ansia
por tus caderas,
buscando la fragancia
que me flagela.
Entre tus piernas
muere loco el deseo
en tu caverna.

Naufrago entre gemidos,
floto en la gloria,
mi dicha me da vueltas
como una noria.
Laura, amor mío,
no me abandones nuca
que siento frío.
(Seguidillas compuestas)
Chus Castro (16/04/2017)

jueves, 13 de abril de 2017

AMISTAD VERDADERA



TERCETILLOS (TERCERILLAS) ENCADENADOS

Es el maná de mi alma,
la alegría de mi pena,
es mi energía y mi calma,

la magia de mi condena,
la savia de mi vivencia,
la ambrosía de mi cena,
mi ilusión y mi paciencia,
las olas de mi verdad,
es mi locura y mi esencia,
la causa de mi bondad,
reina de mi sentimiento,
mi refugio y mi deidad,
el quid de mi movimiento,
la claridad de mi noche,
por ella me muevo y siento.
Es rocío y es derroche,
mi quintaesencia, mi vino,
es darse sin un reproche,
la fuerza de mi intestino,
el amor sobre mi mano,
el albur de mi destino.
Es la montaña y el llano,
mi vasija que rebosa,
mi razón de ser humano.
Es mi flor, mi mariposa
la baranda en mi escalera,
mi paz, mi arrullo, mi rosa,
es la amistad verdadera.

                                               Chus Castro