viernes, 24 de noviembre de 2017

ELEMENTAL


Elemental
(Coplas de pie quebrado)

Mi sonrisa y tu cariño,
mi ternura y el olor
de tu rosal,
mi sabrosura y tu aliño,
mi rocío y tu calor…

elemental

Mi deseo y tu gemido,
mi felicidad colgada
de tu tendal,
mi vacío más temido,
mi suspiro y tu mirada…

elemental

Mi certeza y tu secreto,
mi tranquilidad pendiente
de tu señal,
mi sentimiento indiscreto,
mi futuro y tu presente…

elemental

Mi baile y tu melodía,
mis ilusiones sujetas
de tu brocal,
mi anochecer y tu día,
tu equipaje y mis maletas…

elemental

Tu acantilado y mis olas,
mi soledad y el cobijo
de tu portal,
mi negrura y tus farolas,
mi sentir y tu entresijo…

elemental

Mi búsqueda y tu vereda,
mi extravío y el reflejo
de tu cristal,
tu frescura que se enreda
en mi locura de viejo…

elemental

El sol de tu compañía,
mi amanecer en tu estío,
es mi ideal,
mi razón y mi alegría…

elemental

amor mío

elemental

Chus Castro 24/11/2017

jueves, 23 de noviembre de 2017

COMO LO DIGO, LO SIENTO



NO ME ESCLAVIZO A LAS REGLAS QUE ENCUENTRO SIN FUNDAMENTO



Y para ilustrar mi opción,
como muestra, este botón.


Es la “asonancia” rastrera,
una cruel exigencia
que formaliza la esencia
y al sentimiento lacera.
Porque el lector no se entera.
La cadencia sigue intensa.
Solo el erudito piensa
que es motivo de anatema,
porque invalida un poema

y es una osadía inmensa.


martes, 21 de noviembre de 2017

2ª PARTE



…. es mi fuerza el corazón
y mis armas, las palabras.

NO MENOSPRECIÉIS EL PODER DE LA PRESIÓN SOCIAL


Pongamos nuestro granito de arena.


Montemos una “movida” que llegue hasta sus oídos.


¡DIFUNDID!

Hay un agua
que no moja
un copo de nieve verde
un corderito
que muerde
una aguamarina roja
un negro iceberg
caliente
y
un asesino inocente.
Hay
un niño
sanguinario
una pistola en la paz
una paloma
rapaz
un cielo en el urinario
una rosa
en el alambre
una historia
sin final
un rico
que pasa hambre
una cama
en el portal
hay
un avión
que no vuela
y
un colador
que no cuela
un campanario en la luna
un lameculos
valiente
un sinvergüenza
decente
y una ayuda inoportuna.
Un hueso sin aceituna
un infundio
verdadero
un hipócrita
sincero
una razón en el vicio
un perjuicio
antes del juicio
y
un letrado
marrullero

Hay un juez facha y marcado

¡Qué mierda de magistrado!


Multiestrofa dispersa: Sextilla, Octavilla, Décima y Aleluyas

lunes, 20 de noviembre de 2017

La "manada"


Cinco brutos 

cinco machos
cinco cerdos mamarrachos
sin juicio 
ni corazón
violando lo más sagrado
con el falo desbocado
mamados de sinrazón
cinco mamones
salvajes
con sesera de ratón.


¡Que no la toques, joder!

¡Que no la toques!

que tiene derecho a ser,
libertad en la mirada
y perfume de mujer.


Cinco necios 

cinco errores
cinco macabros tumores
con el cerebro de semen
que mancillaron la esencia
con violencia 
despiadada
que 
a la justicia 
no temen
pues tienen 
la complacencia
de una sociedad marcada


¡Que no la toques, joder!

¡que no la toques!

que tiene derecho a ser,
libertad en la mirada
y perfume de mujer


Cinco cafres, 

cinco hienas
cinco desechos humanos,
con la mente entre las piernas,
integraban “la manada”
que se pierdan en la nada 
que les castren 
que les seden
que les quiten la tajada
que a otras 
no les conceden


¡Qué no la toques, joder!

¡Que no la toques!


viernes, 17 de noviembre de 2017

ERES (Ovillejo doble o doblado)




Ni palmada, ni codicia
caricia
ni liberto, ni poseso
un beso
ni claridad, ni cordura
locura
ni compasión, ni premura
ternura
ni purgatorio, ni prisa
tu risa
ni soledad, ni dolor
amor

Eres mi brisa, mi cura,
mi energía y mi calor,
el perfume de mi flor,
caricia, un beso, locura,
llenas mi alma de color,
pones luz en mi espesura,
me das pasión y dulzura,
ternura, risa y amor.


Estrofa creada y registrada por Chus Castro

jueves, 16 de noviembre de 2017

AMOR NATURAL (romance con haiku "cautivo")


Algunas veces al acabar un poema y leerlo se me escapa un “guauuu”, me pongo un 9 y me siento profundamente satisfecho.

Amor natural
(Romance con “haiku cautivo”)

He visto salir el sol
madrugando en tu mirada
y se durmió en el ocaso
ronroneando en tu cama.
Me conforte con tu lluvia
resbalando por mi espalda
mojaba todos mis sueños
y anegaba mis mañanas
Escuché soplar el viento
refugiado en tus palabras
iban volando tus risas
y arrastraba mis desgracias.
Me refresco tu relente
y me abrigué con tu escarcha
vagué perdido en la niebla
cuando a mi vera no estabas.
Puso calma en mi tormenta
la sonrisa de tu cara
y amarrado a tu noray
aguanté la marejada.
Acúname entre tus brazos
búscame un sitio en tu alma
que ya llega el frío invierno
y no quiero que te vayas


Haiku cautivo:

sol en mis sueños
refugiado en tus risas
ya, no te vayas


Técnica del haiku "cautivo”

Cuando descubrí los haikus o jaikus, me enamoré de su belleza y sencillez.

Enseguida descubrí su “maridaje” perfecto con la imagen. Había fotografías y cuadros que me sugerían haikus sobre ellos. Luego descubriría que en su origen algunos poetas acompañaban al haiku de una rudimentaria pintura (el haiga).

Un día se me ocurrió que en algunos de mis poemas podría encontrar lo que llamé “el haiku cautivo”. Me lancé a esta interesante “caza” y encontré algún poema que lo tenía. En la mayoría no los encontré, porque no todos los poemas tienen “su haiku cautivo”.

Mi idea es encontrar un haiku, cautivo en las palabras del poema, pero también cautivo en su mensaje, en su sentimiento. Por eso hablo de encontrar EL haiku cautivo y no UN haiku cautivo
.

Se trata de encontrar 17 sílabas que, de alguna forma, capten la esencia o parte de la esencia del poema.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

ESDRUJULEANDO (Soneto)





Salí con emoción del frenopático,
después de una sesiones electrónicas,
las nubes parecían supersónicas,
perdí la dirección y anduve errático.

Quedé algo aturdido y ojiplático,
luciendo una sonrisa catatónica,
tenía una apariencia macarrónica,
debía parecer algo antipático.

Mi chungo caminar no era modélico,
y oírme farfullar como un histérico,
de hecho resultaba muy patético.

no había ningún fondo maquiavélico
podría parecer algo feérico

mas no me perfilaba muy poético.