sábado, 23 de septiembre de 2017

"15 pensamientos y una vieja reflexión". Pensamiento 14

“La pena y la alegría
son pétalos de una misma flor”





Tiende la ropa a la sombra
y se descuelga de los ojos
en un racimo de uvas saladas
que mojan el corazón.
Una noche oscura congela la dicha
y la arrastra
hacia un profundo barranco,
donde se despeña la esperanza,
se suicida el ánimo,
y la vida
va cayendo carcomida por ratones tristes.
Angustia de soledades,
baile cojo y arrítmico encima del agua
que cansa los pies
e impide la marcha.
No hay luz que alumbre,
ni sombra que cobije,
se arruga el alma,
y se pierde en un bosque de árboles sin hojas,
en un mar sin olas,
en una niebla gris que no deja ver,
y te sientes desnudo,
desamparado,
tumbado en un rincón de una fuente seca
que se ríe de ti…

hasta que un día…
el sol te bien a buscar,
y te levantas vestido de flores,

ella te peina,
te acaricia,
te arrastra de la mano
susurrando amores,
canturreando viejas canciones
cargadas de recuerdos.
Se llena tu desván de lluvia fresca,
de risas locas
que giran en un tiovivo de colores.
Brinca el sentimiento,
brilla el horizonte,
la piel se renueva en cada paso,
en cada instante,
flotas entre los dedos
de un río caliente,
que te calienta la sangre,
te acuestas en nubes de algodón,
ya no se esconde la luna
y la ilusión te envuelve en sábanas de seda.


Todo tiene sentido entonces y...


¡La vida es bella!


De mi poemario, en verso libre, "15 pensamientos y una vieja reflexión"

sábado, 16 de septiembre de 2017

LLOVÍA



Llovía

Paseando esta mañana,
un poema me nacía.

Nublado, no hacía sol…

llovía

Al andar sentía el fresco,
mi cara lo agradecía.
Olor a hierba mojada…

llovía

El agua limpiaba el aire
y la tierra sonreía.
La mar no decía nada…

llovía

Tocaba con mi paraguas
su cansina melodía,
resbalaba en los cristales…

llovía

Y en los espejos de lluvia
el cielo palidecía,
los árboles se miraban…

llovía

No me gusta que me falte,
siento que es amiga mía.

Nublado, no hacía sol…

Llovía

                                                                               Chus Castro 16/09/2017

martes, 12 de septiembre de 2017

SESENTA Y UNO


Más que sumar, 
desconté,
más que llorar, 
me reí,
más que añorar, 
me alegré,
por los años que cumplí.
No me pesan en las piernas,
no abultan en mi mochila,
son solo marcas del tiempo,
son tan solo muchos días.
Tengo mil sueños callados
esperando en mi bolsillo,
suspiro como un chiquillo
me maravilla la vida,
la angustia de años pasados,
ahora la doy por perdida,
pues los anhelos logrados
llenaron de paz la herida.
Lo que gocé, 
no sufrí,
lo que sufrí, 
me callé,
a la pena combatí,
y en la alegría medré,
pero siempre,
siempre,
hallé,
alguien que pensará en mi.
Quedan versos
que escribir,
sonrisas 
que regalar,
alegrías por sentir,
mil historias que contar
mil palabras por decir
y estoy depuesto a luchar,
a disfrutar 
y a vivir.

                                                                              Chus Castro 11/09/2017

(Multiestrofa dispersa : cuarteta + tirana + octavilla + sextilla + quintilla con estrambote)


martes, 5 de septiembre de 2017

DELFINES JUNTO AL BUCIERO



Un grupo de delfines (no se aprecia en la foto) pudieron verse esta mañana, saltando junto al Buciero (Monte situado en la bahía Santoña-Laredo)

¡Por fin!
Terminó agosto,
llegó septiembre,
me gusta más mi playa,
se fue la gente.
Sobre la arena,
disfruto paseando,
se van mis penas.
Transpira
mi piel morena,
salpica
la mar serena,
arrullo de las olas,
ligera brisa,
la arena está caliente,
y el agua fría.
Bailo en su fondo
con ella,
me embriaga
con sus olores,
no puede lucir más bella
y, para rendirle honores,
tantean
las gaviotas
la piel del cielo,
y saltan
los delfines
junto al Buciero

Multiestrofa dispersa (Seguidilla compuesta + alegría + seguidilla + cuarteta + seguidilla)

domingo, 3 de septiembre de 2017

¡HASTA CUANDO!



Se me revuelven las tripas,
se envenena mi conciencia,
siete bocas que se ahogan,
siete más para la cuenta.


La mar de pena se muere,
la luna llora callada,
siete vestidos de luto,
siete noches sin mañana.


Negra su tierra, negra,
negra, su negra cara,
negra, su perra vida,
negra, su negra nada.


Huían del mismo infierno,
de la amargura en el alma,
del sufrir, sin esperar,
de la violencia macabra.


Negras, las manos negras
negras sus esperanzas,
negras , las negras normas
que volcaron su barcaza.


Del árbol de la vergüenza,
siete lágrimas resbalan,
por siete sueños robados
que nuestra ayuda buscaban.


Negra su tierra, negra,
negra, su negra cara,
negra, su perra vida,
negra, su negra nada.

                                                                                Chus Castro 03/09/2017

AMOR DURADERO


¿Qué siento cuando te veo?

deseo

¿qué ofrezco de forma ciega?

entrega

¿cuál es el mejor secreto?

respeto

Si me preguntan, espeto,
para un amor duradero,
tres cosas van lo primero:


deseo, entrega y respeto.