sábado, 27 de junio de 2015

DESAHUCIO







Suena el gong de la aurora.

 Una pesada bruma
ahoga la amargura
de una noche en vela.

Un suspiro de vida
se escapa por la ventana
y la esperanza se ríe,
burlona y despiadada.

Una sinrazón
resbala por un cristal
lleno de risas y recuerdos,
mientras el negro acero
se despereza
y avanza hacia un caos
de preguntas sin respuesta.

¡Ya llegan!

Aunque los gritos de justicia
golpean la mañana,
la suerte está echada.
Un olor a goma ciega
se llena de almas
rotas por el miedo
y un papel
escrito con mi sangre,
tiene la última palabra.

Las entrañas del mundo
se revelan, luchan, matan.
Pero un grito sordo de amargura
descansa en el alón de la guadaña.

¡Me echan de mi casa!


CIBERCHUS  27/02/2015