jueves, 17 de agosto de 2017

PERDIDO EN TU PIEL



PERDIDO EN TU PIEL

Me enredé en tu cuerpo sediento y desnudo,
sentí el sudor tibio manar de mis dedos,
mientras resbalaban con un ritmo mudo.
Surcando tus curvas, hollando tus miedos,
rozaban tu seda, buscaban tus simas,
violando insumisos, millones de credos.
Mis yemas ardían leyendo tus rimas,
volvíanse locas sintiendo el contacto
ansiosas, viciosas, trepaban tus cimas.
Bebía, mi lengua, el húmedo tacto,
saciaban, mis ansias, tu piel sonrosada,
mi loco deseo moría en el acto.
Si un día me faltas, gritará la nada,
llegará el ocaso, sonará el clarín,
sufriré el silencio de mi piel callada,
sin sentir tu roce, llegará mi fin.