miércoles, 20 de julio de 2016

35 aniversario

Se paró la vida

En el laberinto de sus brazos
las estrellas susurraban mi nombre
en una noche de ron y de coral.

La luna desparramaba su luz
y el silencio tocaba el piano
sobre una colcha llena de rosas.

Brindamos por nuestro ahora
entre susurros burlones
de un pasado que no estaba.

Nuestros cuerpos calientes
se rebelaron contra el tiempo
en una orgía de risa y de deseo.

Caímos en el sopor de los años,
en el sueño de los niños,
en el respaldo de lo andado.

Me deslumbró el amanecer
rozando mis sueños de aire,
y el sol lloró sobre mi dicha.

¡Se paró la vida!

y ella estaba allí,

conmigo.

                                                                          Chus Castro  (19/07/2016)