jueves, 29 de junio de 2017

EN EL JARDÍN DE DIANA




Ni callada, ni escondida,
pizpireta y altanera,
luciendo mi primavera,
nunca me pillan dormida

y aunque es muy corta mi vida,

de la tristeza desmonto,
como puedo me lo monto,

que aquí no hay trono, ni rango,
que esta vida es un fandango


y él que no lo baile es tonto.