miércoles, 24 de febrero de 2016

CREA TU PROPIA OPINIÓN. NO DEJES QUE EL SISTEMA LO HAGA


El Algarrobico es uno de esos escándalos de corrupción propiciados por la impunidad del todopoderoso PSOE andaluz y con el montaje de las empresas públicas creadas para burlar los controles administrativos y colocar a miles de enchufados.

En 1994 la zona estaba protegida por el PORN ( Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque Natural de Cabo de Gata-Nijar ). A pesar de todo el gobierno de Chaves lo incluyó en el Proyecto Turístico de Carboneras del Plan de Desarrollo sostenible y defendió el proyecto, lo promocionó y subvencionó. 

Aunque era terreno protegido la empresa pública SOPREA (Sociedad para la Promoción y Reconversion Económica de Andalucia) compró y vendió el suelo como urbano. El proyecto incluía ese hotel, 1500 viviendas, campo de golf y otros 6 hoteles de lujo. 

El proyecto fue denunciado por los ecologistas y en 2006 el juez paralizó las obras y en 2008 anuló la licencia de obras. Este juez advierte que hay indicios de prevaricación y contra la ordenación del territorio pues se llegó a falsificar los planos oficiales y a vulnerar la Ley de Costas. 

Desde entonces, al verse en evidencia, la Junta ha dicho una cosa en la prensa y ha defendido otra en los tribunales. 

No recurrió el fallo del Tribunal Superior de la Junta de Andalucía que, inexplicablemente y a pesar de las pruebas, validó la licencia y puede dar derecho a indemnización a la constructora. 

Ahora, tras el fallo del Tribunal Supremo que anula esta sentencia, enarbola la bandera del ecologismo y lo celebra como un triunfo propio. 

Otra oscura historia de constructores "amigos", empresas públicas facilitadoras, ayuntamientos que reconvierten terrenos no edificables, justicia lenta y con algún fallo contradictorio y políticos que actúan con impunidad con el mismo final de siempre: paga el medio ambiente y pagamos nosotros.